Archivo de la etiqueta: Literatura

Iniciación literaria en educación infantil

Estándar

ilei El panorama vital nos ha sonreído siempre, pero este año también nos sonríe el laboral… Este año tengo la enorme suerte de que me hayan encomendado impartir en una Universidad una asignatura de Literatura infantil para maestros de Educación Infantil y Primaria.

Mientras la preparaba me he dado cuenta de que lo de cargar únicamente a los maestros con la responsabilidad de formar a los niños como lectores con el argumento de que las familias no son “lectores profesionales que les puedan guiar”, redunda en el mismo error que está teniendo gran parte de la sociedad: pensar que la educación se da solo en el colegio.

En realidad, me hallo rodeada de padres y madres que disfrutan con la educación de sus hijos, que se implican en ella hasta el fondo y que nunca dicen no a eso de “dar un poquito más” aunque, al mismo tiempo, sus vidas laborales les hagan muy difícil la muy nombrada (pero poco facilitada) conciliación familiar. Padres hiperformados en el arte de ser padres, que tiran de instinto, por su puesto, pero que también buscan caminos para mejorar.

En todos ellos me dio por pensar cuando abrí este curso el libro de Iniciación literaria en Educación Infantil de Ignacio Ceballos, mi manual de cabecera para impartir la asignatura de Literatura Infantil en todas las Facultades de Educación en las que he dado clase los últimos años. Como digo, siempre lo había encontrado perfecto para mis estudiantes porque, siendo un libro técnico y completísimo en la materia que trata es, a la vez, inteligente y cristalino en su estilo de redacción. “Un libro que puede leer y disfrutar cualquiera que esté interesado en la literatura infantil”, me sorprendí pensando. Por eso lo traigo hoy aquí a Creatificando. Porque sé que la mayoría de los padres sabemos la importancia  de que nuestros niños tengan un temprano contacto con la literatura, pero muchas veces no sabemos por dónde empezar, cómo elegir, y este libro nos sacará de estas y otras muchas dudas.

Iniciación literaria en Educación Infantil (ILEI, en adelante) es audaz en sus propuestas. Para empezar nos recuerda aquello de que literatura no es igual a libros. Que antes de los libros existió (y sigue existiendo) todo un caudal literario oral con el que, por otro lado, iniciamos instintivamente a los niños en la literatura. ¿Quién no le ha hecho a su bebé aquello de “Este compró un huevo” o le ha cantado “Los cinco lobitos”? ¿Y qué son estas dos retahílas sino canciones de tradición oral? Sin saberlo, así por instinto, estamos iniciando a nuestros niños en la poesía y, por ende, en la literatura. ILEI nos ayudará a saber los beneficios (no solo intelectuales sino también emocionales) que tiene la literatura de tradición oral en la vida de nuestros niños desde sus primeros momentos.

Por otro lado, ILEI nos habla de la historia de la literatura infantil y escapa a otro gran tópico que es vincularla solo a la narrativa. Para ILEI el teatro y la poesía infantiles existen (¡y vaya que si existen!) y enriquecen a nuestros niños desde muchas perspectivas. ILEI nos ofrece itinerarios de lectura de todos los géneros en dificultad creciente para que nuestros niños vayan evolucionando como receptores, primero, y como lectores individuales después. Aunque nos recuerda la importancia de nunca abandonarles en la lectura. Un niño al que le leen, nunca dejará de leer.

La tercera cuestión que me hace seleccionar una y otra vez este libro como el manual de literatura infantil definitivo, es su defensa de la creatividad infantil. Algo que cualquier padre ya sabe (que sus hijos crean espontáneamente poesía, inventan cuentos con la mayor soltura del mundo y se ponen a hacer teatro a la menor de cambio) pero que desde una perspectiva técnica a menudo se olvida y no se explota. ILEI nos ofrece un montón de ideas para trabajar y disfrutar esa creatividad literaria (poética, narrativa y teatral) innata de nuestros niños.

Ningún padre se arrepentirá de tener ILEI entre sus libros de “formación”. Descubrirá que el contacto de los niños con la literatura desde edades tempranas es el mayor facilitador de la adquisición de la lectoescritura. Pero sobre todo, le garantizará un pasaporte para el disfrute con sus hijos, y, a los niños, les ofrecerá una literatura que les abrirá ventanas para ver el mundo con otros ojos (más grandes, más empáticos) y espejos para mirarse a ellos mismos y entenderse mejor. En fin, la literatura no solo nos divierte inteligentemente (que ya es mucho decir) sino que nos hace crecer como personas.

Como padres leemos sobre nutrición, les apuntamos a deportes, nos preocupamos por subir sus defensas en invierno… Pero no solo somos corpóreos, lo sabemos todos. ILEI nos ayudará a llegar más allá.

Anuncios