Archivo de la etiqueta: Cine

Cumple de cine

Estándar

Hace unos cursos en la clase de R (9 años) decidimos celebrar los cumples de forma conjunta organizándonos por estaciones. Comenzamos con los típicos parques de bolas, pero poco a poco estas citas estacionales se han convertido en una manera interesante de que nuestros hijos pasen juntos ratos fuera del mundo académico fomentando su cohesión de grupo y haciendo actividades estimulantes… cada vez más estimulantes. Juntos han escaldo, dado clases de natación, realizado experimentos científicos y ensayado con el mundo adulto en Micrópolix.

El último cumpleaños de los niños nacidos en Otoño  lo hemos celebrado con Menuda Peli. Hay muchas empresas que realizan cortos con niños pero elegimos Menuda Peli porque con ellos los niños participan en todos los ámbitos cinematográficos. Los niños son actores, claro, pero también técnicos de sonido, cámaras, directores de fotografía, montadores, etc.

claqueta

Y esto tiene especial valor si tenemos en cuenta que el grupo que les llevamos era de ¡30 niños! Partiendo de un diseño de guion previo, en menos de 3 horas  los responsables de Menuda peli consiguieron que los niños grabaran y ayudaran a montar un corto de 6 minutos; un prodigio que evidencia la mano que tienen con los niños y lo mucho que conocen el oficio. Haciendo de actores, cámaras, técnicos de sonido, maquilladores, rodando en interiores y exteriores. Hasta dio tiempo a merendar y abrir los regalos. Y al final, todas las familias estábamos invitadas a asistir al estreno de la peli: Rescate planetario.

ensayando

El éxito fue tan rotundo que toda la sala aclamó para que se proyectara la película por segunda vez. Además, en unos días Menuda Peli pule aún más el montaje (puesto que la primera versión, como hemos dicho, se hace durante la propia sesión de cumpleaños) y te lo envía a casa para que puedas volver a disfrutar una y otra vez del arte ante la cámara (y detrás de ella) de los niños. Los  invitados dijeron que había sido uno de sus mejores cumpleaños. Disfrutaron como enanos pero, lo que es también muy importante, se les trató como los pequeños adultos que comienzan a ser. Y eso es un aprendizaje que va mucho más allá de lo cinematográfico…

Anuncios

Niños actores: corto de bajo presupuesto

Estándar

Hace bastante que no nos deteníamos en Creatificando. ¡Es que hemos estado muy ocupados rodando un corto! Eso sí, de bajo presupuesto.

Un día les surgió a ellos mismos el interés de ser protagonistas de una película, y ahí empezó todo. Primero, papel en mano, eligieron el argumento y el título. R lo tenía clarísimo: quería hacer una secuela de Harry Potter. El título le vino a la mente sin ninguna dificuldad: Harry Potter y la fábrica de las chuches.

Título

Descargar la fuente “Harry” fue sencillo, aunque, ¡no deja poner tildes!

También el argumento (yo no daba a basto como secretaria “toma notas” ante la creatividad del “jefe”): Harry vuelve a Howards como cada septiembre y nota algo extraño en el castillo; resulta que hay una entrada secreta nueva que conduce a Harry, Ron y Hermione por unos pasadizos subterráneos hasta una extraña fábrica de chuches. Después de ponerse morados de golosinas son sorprendidos por el villano, Voldemort, que les había tendido una trampa. Afortunadamente, el director del colegio, Dumbledore, viene en su rescate y les salva. Final feliz.

Una vez que, groso modo, concebimos el argumento comienza el rodaje. Tras unos minutos de caracterización (gafas postizas para Harry, pecas maquilladas para Ron y lograr que Hermione se quede quieta) comienza la grabación. Las secuencias son extremadamente cortas para que los protagonistas consigan retener el diálogo que deben mantener. Pero las clases de juego dramático en casa han dado su fruto.  Aunque ninguna prevención nos libra de alguna que otra escena graciosa y de tener que rodar unas cuantas tomas cada vez. Desde luego ha proporcionado más de una anécdota y un disco especial en la edición DVD del corto con las “tomas falsas” (tan deliciosas o más que las tomas auténticas). Por ejemplo:

En el pasadizo, Toma 1

A: Harry, Harry… ¿qué decía yo?

En el pasadizo, Toma 2: 

A: Harry, Harry… (silencio) No se cuantos, no se qué…

Para las peleas mágicas y demás efectos especiales utilizamos la colaboración especial de nuestros Playmobil (caídas de Harry tras una pelea con Draco Malfoy, pelea de Voldemort y Dumbledore). No era cuestión de que nuestros actores salieran maltrechos tras la función.

Durante tres semanas hemos rodado pequeñas escenas en casa, utilizando también algunos exteriores. Una oportuna visita a la nieve en Ávila nos proporcionó  un castillo de fondo hecho y derecho (como podéis ver en las imágenes de abajo) y la sala común de Gryffindor fue el salón de la casa rural donde nos albergábamos durante el fin de semana.

Algunas caracterizaciones fueron más complicadas. La profesora McGonagal con un gorro de bruja y mucho gesto adusto por parte de la actriz que la interpretada. Dumbledor con una barba canosa (ya sé no todo el mundo tiene a mano una barba canosa postiza… es lo que tiene tener como pasatiempo el teatro), y Voldemort… ¡eso sí que fue el salto mortal! ¿Cómo convertir a papá en Voldemort: calvo, sin nariz y pálidamente mortecino? ¡No problem! Nada que no pueda solucionar un gorro de piscina rosa, una media en la cara y un filtro sepia… ¡Estaba literalmente de miedo!

Fotograma la muerte de Voldemort

Venciendo a Voldemort

Ron leyendo en la sala común

En la sala común de Gryffindor (tomando prestadas salas ajenas)

Fotograma en el castillo

Exteriores el Palacio de Magalia de Navas del Marqués

Entrando en el subterraneo

Entrando en el pasadizo (Navas del Marqués)

Caída de Harry

Harry vencido por Malfoy

Fotograma HArry en el castillo

Nuestro Harry… mucho más entrañable que el “auténtico”

Voldemort

Nuestro Voldemort en sepia

Cuando acaba el rodaje comienza el montaje. No hace falta ser profesional. Todos tenemos de serie en nuestro PC un programa llamado Windows Movie Maker que nos permite hacer los retoques y montajes justos para que el corto salga lo suficientemente “profesional” con su toque justo de casero y flipado. La música (en nuestro caso hemos incorporado algunas de las pistas de la B.S.O de Harry Potter y la Orden del Fénix), ya hace lo demás.

Hemos tardado semanas, pero ahora no podemos dejar de ver el corto (¡6 minutos!) ninguno y ya estamos pensando en el argumento del siguiente.

¡Probadlo, engancha!