Archivo de la etiqueta: Actividades

Bestiario con acuarelas: pintando desde el subconsciente

Estándar

Como ya hicimos con nuestro taller de Copiando a Modigliani e inspirados de nuevo por  Carla Sonheim y su maravilloso libro Laboratorio de dibujos para artistas que trabajan con medios mixtos (52 ejercicicios creativos para que dibujar sea una tarea divertida), nos pusimos toda la familia manos a la obra para elaborar un regalo para el tío L.

Escogimos el laboratorio numero 8 de Sonheim, “Criaturas imaginarias”. Los “ingredientes”:

  • Varias hojas de papel grueso o cartulina (que admitan la acuarela)
  • Una caja de acuarelas
  • Pinceles
  • Rotuladores o punta finas negros

La técnica no puede ser más maravillosa y apta para niños porque se trata de rellenar la hoja con  trazos de acuarela de varios colores pero pintados al azar. Libertad creativa total.

img_20161127_124709

Después, uno debe quedare mirando fijamente su cuadro, algo así como sucedía con los antiguos libros de 3D y, al rato, las líneas aleatorias comienzan a no ser tan aleatorias. Algo surge de entre los colores… Una oreja, un ojo, una pata… Los más creativos quizás vean ya de golpe a la criatura entera. Por otro lado, mientras que hemos experimentado la “revelación”, probablemente (¡mira tú qué suerte!), habremos conseguido también que se seque la acuarela y podremos comenzar a trazar con el rotulador o el punta fina negro las líneas de nuestro “animal imaginario”. Partiendo de ese ojo, pata u oreja surgirán nuevos matices: más ojos, más patas, jorobas, tentáculos, hocicos diferentes a los esperados…

Desde luego es un actividad para medir nuestro potencial creativo. Un adulto parte del prejuicio de que entre las líneas aleatorias no va a salir nada y, sin embargo, ¡voilà! Los niños no piensan; actúan con total convencimiento y naturalidad y sus creaciones están a la altura de ese impulso natural. El resultando: este increíble bestiario nacido desde nuestro subconsciente más profundo. ¡Menudo regalo cargado de significado!

bestiario

Anuncios

Cumple de cine

Estándar

Hace unos cursos en la clase de R (9 años) decidimos celebrar los cumples de forma conjunta organizándonos por estaciones. Comenzamos con los típicos parques de bolas, pero poco a poco estas citas estacionales se han convertido en una manera interesante de que nuestros hijos pasen juntos ratos fuera del mundo académico fomentando su cohesión de grupo y haciendo actividades estimulantes… cada vez más estimulantes. Juntos han escaldo, dado clases de natación, realizado experimentos científicos y ensayado con el mundo adulto en Micrópolix.

El último cumpleaños de los niños nacidos en Otoño  lo hemos celebrado con Menuda Peli. Hay muchas empresas que realizan cortos con niños pero elegimos Menuda Peli porque con ellos los niños participan en todos los ámbitos cinematográficos. Los niños son actores, claro, pero también técnicos de sonido, cámaras, directores de fotografía, montadores, etc.

claqueta

Y esto tiene especial valor si tenemos en cuenta que el grupo que les llevamos era de ¡30 niños! Partiendo de un diseño de guion previo, en menos de 3 horas  los responsables de Menuda peli consiguieron que los niños grabaran y ayudaran a montar un corto de 6 minutos; un prodigio que evidencia la mano que tienen con los niños y lo mucho que conocen el oficio. Haciendo de actores, cámaras, técnicos de sonido, maquilladores, rodando en interiores y exteriores. Hasta dio tiempo a merendar y abrir los regalos. Y al final, todas las familias estábamos invitadas a asistir al estreno de la peli: Rescate planetario.

ensayando

El éxito fue tan rotundo que toda la sala aclamó para que se proyectara la película por segunda vez. Además, en unos días Menuda Peli pule aún más el montaje (puesto que la primera versión, como hemos dicho, se hace durante la propia sesión de cumpleaños) y te lo envía a casa para que puedas volver a disfrutar una y otra vez del arte ante la cámara (y detrás de ella) de los niños. Los  invitados dijeron que había sido uno de sus mejores cumpleaños. Disfrutaron como enanos pero, lo que es también muy importante, se les trató como los pequeños adultos que comienzan a ser. Y eso es un aprendizaje que va mucho más allá de lo cinematográfico…

Juegos de relajación

Estándar

Micheline Nadeu, autora de Juegos de relajación de 5 a 12 años, nos recuerda un viejo proverbio que dice: “No dejemos de jugar porque envejecemos. Envejecemos porque dejamos de jugar”.

Ya hablamos en otro post de la importancia del juego en la educación. Pero lo cierto es que, la mayor parte de las cosas que hacemos en nuestro día a día, incluso en la vida adulta, se transformarían de “tediosas obligaciones diarias” a “maravillosos momentos” si las tamizáramos a través del juego. Pero para jugar se necesita tiempo, nos diréis. Vamos que, para jugar, se necesita estar “relajado”, palabra cuyo significado hemos perdido de vista muchos adultos.

Eso sí, muchas veces nos encerramos en gimnasios para machacarnos con algún ejercicio que cultive nuestros cuerpos, pero, al mismo tiempo, estamos buscando que libere nuestras mentes. Es cierto que el ejercicio físico sirve para las dos cosas, pero deberíamos reivindicar la plena atención a nuestras mentes también y cultivar su “sanidad” como nos empeñamos en cuidar de nuestros cuerpos (y del de nuestros hijos) con la dieta y el ejercicio. Es a través de esta cadena de pensamientos como aterrizamos en los ejercicios de relajación, como una forma de cultivar la salud de la “azotea”.

En casa, a veces lo habíamos practicado a través del juego dramático de manera tangencial, puesto que, a priori, parecía arriesgado proponerles a unos niños de 8, 5 y 3 años que “se estuvieran quietos escuchando su interior”. Pero de nuevo los niños volvieron a sorprendernos.

Desde este verano hemos introducido de vez en cuando unas pequeñas sesiones de relajación y ahora las aguardan con ilusión como nuestras sesiones de juego dramático, con las que indefectiblemente han quedado relacionadas en sus mentes.

relajado-1

Nadeu nos dio varias ideas interesantes que luego hemos ido adaptando a nuestras posibilidades. Está ha sido la “tabla” de juegos de relajación que nosotros hemos adaptado, yendo de las que implican más actividad física hasta la plena quietud:

  • Tensión-distensión: consiste en seleccionar una parte del cuerpo (brazo, mano, ceño, piernas, etc.) y dar la orden de contraerla al máximo unos segundo y después relajarla de golpe (método Jacobson). La polarización extrema resulta muy grandilocuente y lúdica a los niños porque se acompaña de gestos faciales de disgusto (en la contracción) y gusto (en la distensión) que son más patentes todavía por lo extremadas. El ejercicio, además de divertido, enseña a los niños (y a los adultos) a reconocer las marcas físicas del nerviosismo o el estrés para ponerles remedio antes de explotar.
  • Respiración: es evidente que la base de la relajación es la manera de respirar. Cada inspiración repone nuestro cuerpo del oxígeno que necesitan nuestras células. Según Nadeu una buena respiración ayuda a controlar el estrés, el miedo, el dolor o la ira, incluso alivia dolores de cabeza y mareos. Puede ejercitarse marcando los tiempos de espiración (por la nariz) e inspiración (por la boca), para conseguir que sean cada vez más largas. También se puede jugar con una vela, practicando un soplido leve y controlado que mueva la llama sin apagarla (huelga decir lo complicado y tentador que resulta esto para un niño; la vela acaba apagada la mayor parte de las veces, pero el “estilo” va quedando…).
  • Postración: supondría un grado más en el relax. Puesto que está basada en dejar actuar la gravedad sobre el cuerpo. Tumbados en el suelo vamos elevando alguna parte (los brazos, las piernas) y lentamente la dejamos caer de nuevo, sin brusquedad. Se trata de concentrar también toda la atención en una parte del cuerpo y en controlar los movimiento.
  • Sacudida: esta técnica la aprendimos de nuestra profesora de danza, contac improvisación; consiste en que un compañero nos agite con mucha suavidad cada parte del cuerpo (cabeza, hombros, brazos, tripa, piernarelajada-2s, pies, etc.) como si estuviera agitando un recipiente con agua y no quisiera que se cayera una sola gota. Para los niños es importantísimo la imagen metafórica sobre la que se sustenta cada ejercicio, para que lo visualicen perfectamente. Cuando quieren practicar este ejercicio se refieren a él como “el del agua”.
  • Quietud: como actividad final puede trabajarse la quietud total, ya sea sentados o
    tumbado, con los ojos cerrados y concentrados en la respiración y las sensaciones del cuerpo. Es indispensable armarse con alguna música de relajación que resulte atractiva a los niños. Nosotros tenemos unas grabaciones con sonidos de la naturaleza (pájaros, cantos de ballenas, agua, etc.) que les chiflan.

Es increíble los resultados que tienen estas dinámicas, aunque hay que practicarlas mucho para interiorizarlas y sus muestras patentes en la vida cotidiana llegan cuando se han ejercitado mucho. Huelga decir, que las primeras veces se llega con ellas mucho más rápido a la risa que a la relajación. Pero como también nos recuerda Nadeu: “Mediante la risa y el juego, se llega a restablecer totalmente la energía”.

Taller de habilidades socioemocionales (II)

Estándar

Y unos meses después (pasadas las temibles evaluaciones de 3º de Primaria) por fin pudimos poner en marcha la segunda parte del taller de habilidades socioemocionales con la clase de R (8 años).

Esta vez en el patio y con música, pusimos en práctica una serie de juegos, basados sobre todo en la dramatización y el juego dramático, para fomentar la empatía, el valor de las diferencias y el compañerismo.

Este fue nuestro planning:

  1. Intro: Sentados en corro hablamos de “nuestra misión” y qué cambios han notado desde la última vez que nos vimos. ¿Han pensado en Oliver Button? Recordamos su historia.
  2. Relajación: tumbados en el suelo, respiramos, nos fundimos con el suelo, echamos raíces, somos un árbol. Cuando estamos relajados pensamos en un momento feliz con alguien de la clase o con la clase entera. Nos imaginamos exactamente lo que pasó: el primer día que nos vimos, cuando alguien me prestó algo que me hizo mucha ilusión, etc. .
  3. Breve asamblea: ¿en qué hemos pensado? La clase, según se vio, está llena de buenos momentos. Especialmente divertidas parecen los chistes del profe de inglés que, en general es “muy serio”.
  4. Presentaciones: cada uno piensa algo bueno de sí mismo, y se presenta. “Yo soy Alicia y soy alegre” todos lo repiten como si fueran un presentador de la televisión. Aplaudimos. La actividad fue mágica. Se notó un subidón de energía.
  5. El espejo: para ayudarnos tenemos que saber cómo nos sentimos. Pequeña ejemplificación de caras según las emociones. Recordamos que, no obstante, no siempre están tan claras.. Por parejas, uno va haciendo gestos con la cara para expresar emociones y el otro tiene que identificarlas y ponerlas. Cambio y pequeña conversación entre parejas. Puesta en común. Conclusión: cuando la emoción no se fuerza como en el teatro para ejemplificarla, no siempre es fácil detectar cómo se sienten los demás. Hay que estar atentos para reaccionar…
  6. Nos imitamos al andar: salen unos voluntarios y analizamos su forma de andar: ¿a qué se parece? ¿qué nos gusta de ella? Nos vamos uniendo hasta que todo el mundo sigue a alguien con la consigna de que nadie marca cuando sale el siguiente pero todos los compañeros que han comenzado a andar tienen que ser seguidos por el mismo número de personas. movimiento
  7. El abrazo: nos movemos por el espacio  (como gigantes, como bebés, como ancianos, como Caperucita, como el lobo…) y cuando la música pare nos abrazamos según marque: de 1, 2, de 3, de 4, hasta acabar en un abrazo colectivo.abrazo
  8. El pasillo: creando un pasillo con las piernas entrelazadas,  un compañero debe pasar entre las piernas de los demás. Primero los niños no deben ayudar al “paseante”; en una segunda ronda sí pondrán de su parte para que pueda atravesar el pasillo. Una manera eficaz de experienciar la cooperaciónpasillo
  9. Improvisaciones: Un niño quita a otro algo que es suyo, un grupo no deja jugar a un niño, un grupo discute porque todos quieren hacer un trabajo a su manera. ¿Cómo arreglamos la situación? Los demás, por grupos, opinan sobre cómo reconstruir la escena o intervienen en ella. La escena vuelve a representarse ahora con la solución propuesta.

Nos divertimos todos mucho, desde luego. Y esperamos que del fondo de los juegos algo quedara como poso para las situaciones de cooperación y socialización que les saldrán al paso.

Girona: historia y naturaleza con los niños

Estándar

Ya estamos de vuelta de las vacaciones, ¡todo lo bueno se acaba! Este año el tour ha sido por Girona. Primera parada: Banyoles, capital del Pla de l’Estany. “Dueña”, además, del mayor lago natural de Cataluña y sobre el que se articula gran parte de la vida de sus ciudadanos y, como no, del turismo de la zona. El lago sirve para dar paseos en barca, nadar (en las zonas reservadas para ello), recorrer en bicicleta su perímetro o buscar a su monstruo

Puesta de sol frente al lago de Banyoles

Puesta de sol frente al lago de Banyoles

Afortunadamente, Banyoles es una gran conocida para los catalanes, pero el turismo externo es relativamente moderado, así que es una de esas pocas joyas sin explotar donde uno se siente turista, pero no tanto.

“Ejercicios” frente al lago tras el baño

Junto al lago, también visitamos la reconstrucción de un poblado neolítico, donde los niños pudieron experimentar con las armas, utensilios y cabañas que utilizaban sus anteanteantepasados.

¡Cuidado, que te doy con mi hacha!

¡Cuidado, que te doy con mi hacha!

El entorno es además, muy sugerente. En el municipio vecino, Porqueres, podemos visitar el mágico bosque de Les Estunes. Cuenta la leyenda que está habitado por unos seres mágicos, las goges, que encantan a los visitantes con sus voces para “atraparlos” entre las grietas de las rocas donde habitan y “salvarles” de la vuelta al insulso mundo normal. Aunque uno no sea muy proclive confiar en las leyendas, como poco, tras su paso por Les Estunes, le entran dudas razonables.

DSCN0792

Un poco más lejos tenemos Figueres, donde, para empezar, podemos visitar el  sugerente Teatro-Museo de Salvador Dalí. Sino fuera por su abarrotamiento (es, por lo visto, el tercer museo más visitado de España) sería la visita perfecta para despertar la imaginación de cualquiera.

Mirando el patio de la Casa-Museo de Dalí en Figueres

Mirando el patio del Teatro Museo de Dalí en Figueres

También en Figueres podemos encontrar el paraíso de cualquier niño ( y adulto nostálgico) el museo del juguete. Y, por último (el día en Figueres es intenso), la fortaleza de San Fernando, donde puedes recorrer el foso de la fortaleza en jeep, entrar en las contraminas (con casco de minero iluminado y todo) y “navegar” por las cisternas.

Paseando por las caballerizas de la fortaleza de san Fernando en Figueres

Paseando por las caballerizas de la fortaleza de san Fernando en Figueres

Cerca también de Banyoles está la comarca de La Garrotxa cuajada de idílicos pueblecitos medievales como Santa Pau o Besalú.

Caminado por Santa Pau, con espada de madera y todo, como verdaderos caballeros medievales

Caminado por Santa Pau, con espada de madera y todo, como verdaderos caballeros medievales

Nuestra segunda parada fue un poco más cerca de la costa, en otro pueblecito medieval: Peratallada. Allí incurrimos de nuevo en nuestra debilidad por las vacas y nos hospedamos en Ca l’Anguila, una casa rural-granja de lo más auténtico.

¡Hola, vacas!

¡Hola, vacas!

Aunque la belleza de Peratallada es más que suficiente para cualquier ojo y espíritu sereno, nuestros cinco pares de inquietas piernas recorrieron también parte de la comarca.

DSCN0889

Pateando Peratallada

Las playas de la zona, en especial Illa roja,

Saltando desde la mismísima Illa Roja

Saltando desde la mismísima Illa Roja

el pueblo de Pals (referente medieval de la zona), las ruinas grecolatinas de Ampurias (donde las audioguías hicieron las delicias de los niños), el poblado ibérico de Ullastret, el recorrido en barco con vistas marinas alrededor de las Islas Medes en L’Estartit o la visita cultural a la capital, Girona, nos dejaron exhaustos, pero funcionaron como una estupenda lección de historia.

¡Ey, mira, un banco de doradas!

¡Ey, mira, un banco de doradas!

Las Islas Medes al fondo

¡Adiós, Islas Medes! ¡Adiós, Girona!

En resumen, unas vacaciones magníficas y muy recomendables para todo aquel que quiera un baño de sol y otro de historia.

Urban art: coloreando la ciudad con tizas

Estándar

Seguimos con nuestros planes de verano, pero esta vez en exteriores. Muchas veces no podemos permitirnos sacarles más allá del parque. Pero ese sitio tan idílico del que siendo pequeñines nunca se cansan, se vuelve otra jaula cuando son un poco más mayores. “¿Otra vez al parque?”, me preguntaba R con voz cansina cada día  que bajábamos. La alarma saltó enseguida: hay que reinventarse, buscar un aliciente para que el parque vuelva a ser apetecible. Probamos primero con un clásico que nunca muere: los globos de agua.DSCN0544

 Después recuperamos otro clásico más olvidado: las chapas. Sacarlas en el parque, hacer el recorrido en la arena y tener un corrillo de niños alrededor fue todo uno.

Imagen0166Pero lo que de verdad ha triunfado es el concepto inventado por G (siempre tan chic): urban art. En profano: colorear la ciudad con tizas. Es como esos socorridos manteles de papel que te ponen en los restaurantes en los que los niños se entretienen dibujando, pero con la ventaja de que cualquier rincón de la ciudad (y del campo) valen y además permanecen, decoran e, incluso, significan. Vamos, un graffiti infantil que puede ir de lo más instintivo y ornamental a  lo más reivindicativo y chocante.  Desde que lo “inventamos” hemos ido dejando nuestra huella en todas partes. Es tan sencillo como llevar siempre las tizas encima (a poder ser de colores, que dan más juego) y aprovechar la “orografía” de la ciudad y la naturaleza. Vale cualquier cosa. Árboles:

DSCN0520

A partir de este árbol se entra en Mordor…

DSCN0523

Este árbol no nos quitaba ojo

Imagen0171 O el suelo:

Así empezamos...

Así empezamos…

Y así acabó la cosa

Y así acabó la cosa

Con un poco de imaginación todo se transforma en otra cosa:

¿Un poco de sandía?

¿Un poco de sandía?

Además, todo tiene la ventaja añadida de que con un poco de agua se va. Nadie se enfada y todos disfrutan. ¿Os atrevéis con esta propuesta de urban art? Esperamos encontrarnos vuestros dibujos por la ciudad.

Trabajo por proyectos: civilización egipcia

Estándar

Muchos habréis oído ya hablar de los beneficios del trabajo por proyectos. Para los que no:

1. Una visión política vinculada a la democracia radical, donde la ciudadanía se erige en protagonista activa en la toma de decisiones respecto a los asuntos que les conciernen. De igual modo, en la escuela el alumnado expresa libremente su voz y aprende a tomar decisiones y responsabilidades

2. Una visión educativa, que considera a la institución escolar como parte de una comunidad de aprendizaje abierta, donde los individuos aprender con y de los otros, donde la investigación sobre lo emergente tiene un papel fundamental en estos intercambios. 

3. Una visión curricular basada en el currículo integrado transdisciplinar, donde las decisiones son fruto de un diálogo continuo con el conocimiento, las distintas realidades, los centros y los sujetos, y no resultado de una imposición de la Administración, plasmada en los libros de texto o condicionada por los intereses profesionales del profesorado. 

4. Una perspectiva del conocimiento que estimula el deseo continuo de investigar y aprender del alumnado, dentro y fuera de la escuela, con la lupa puesta en la complejidad del conocimiento vinculado a una mayor comprensión de la realidad. 

(Fernando Hernández y Montserrat Ventura, La organización del currículo por proyectos de trabajo, Barcelona: Octaedra, 2008)

Este modo de enfocar los contenidos está cada vez más en boga en Infantil y muchos colegios, públicos y privados, lo están adoptando con grandes dosis de valentía y honestidad profesional, puesto que para el maestro implica trabajar mucho más (recordemos que no se trabaja con libros de texto sino con los materiales que prepara el propio maestro). Sin embargo, los resultados son tan asombrosos que convencen al más perezoso.

Para empezar, se trata de testar los intereses de los niños mediante una asamblea, preguntarles a ellos mismos sobre qué quieren trabajar. Las respuestas, obviamente, serán de lo más peregrinas y divergentes: dinosaurios, superhéroes, piedras preciosas, lunares o cocodrilos. No importa, si partimos de sus intereses, contamos con su motivación y el trabajo va a ser mucho más provechoso y rápido que si tenemos que embutirles los conocimientos, como si en vez de hablar de niños estuviéramos hablando de salchichones… A continuación, el maestro debe idear una serie de actividades sobre el tema elegido por los niños donde se trabajen de manera integrada (y no como compartimentos estancos como suele ser la habitual transmisión por asignaturas) todas las áreas de Infantil: Conocimiento de sí mismo y autonomía personal, Conocimiento de entorno y Lenguajes: comunicación y representación.

El maestro debe sugerir más que enseñar: muestra los materiales pero son  los niños los que sacan las  conclusiones. Él, pues, será un guía en ese aprendizaje en el que los niños avanzan en los contenidos por sus propios medios y cada uno a su ritmo. Esto no significa, como digo, menos trabajo para el maestro. Al contrario, tener el tacto, la sensibilidad y la creatividad para buscar y elegir los materiales y actividades ideales para el proyecto; ir guiando a los niños no cayendo en la tentación de intervenir demasiado; solo lo justo para desencallar a los que se atascan y dar alas a los que quieren volar y teniendo la escucha suficiente para advertir cuando el tema se agota y llega la hora de pasar al siguiente. Un referente en todo esto es la maestra y psicopedagoga Mari Carmen Díez Navarro, que en su libro El piso de abajo de la escuela, nos cuenta el día a día con sus niños en la Escuela Infantil donde trabajan amparados por esta metodología.

Dentro de nuestro plan de verano surgió la idea de trabajar sobre la civilización egipcia. R había estado leyendo en el cole la historia de Cleopatra, Marco Antonio y César y había quedado muy impresionado (a todas las edades nos atrae lo culebronesco…). Aprovechamos el tirón; sabiendo además que en Madrid teníamos a nuestra disposición la magnífica exposición Animales y Faraones en el CaixaForum Madrid que podía ser una inmejorable guinda para nuestro proyecto/pastel.

Han sido dos semanas donde de manera natural hemos ido introduciendo conversaciones y actividades sobre Egipto. R nos contó todo lo aprendido en clase sobre la reina de Egipto, el río Nilo y los dioses. Vimos en familia las fotografías del viaje que G y yo hicimos a Egipto hace unos años: R quedó muy impresionado al saber que habíamos estado dentro de una pirámide; también les impresionó que los egipcios de hoy ¡¡¡vistieran normal!!! Vimos todos juntos Astérix y Cleopatra (desde luego no suele haber lección de historia más amena que las que nos traen Goscinny y Uderzo). La abuela A les regaló muy oportunamente un libro sobre la civilización egipcia y de ahí sacamos nuestros nombres traducidos al “jeroglífico” que ahora adornan las puertas de nuestros cuartos:

DSCN0472

DSCN0473

Y por fin, llegó el momento de visitar la exposición. Hay que decir que el secreto de nuestro éxito, en este caso, se debe que a previamente G y yo habíamos visitado la exposición. A nivel “adulto” nos pareció magnífica, pero nunca se me hubiera ocurrido lo buena que podía ser para los niños hasta que la insertamos dentro del proyecto de Egipto. Hay que decir también que CaixaForum se esmera siempre en que sus exposiciones no solo sean visuales sino toda una experiencia sensorial. En esta nada más entrar, te dan la bienvenida los “divinos” animales disecados y al fondo se ven unos paneles en forma de columna que dan la sensación de estar en el mismísimo templo de Luxor. Además, de disfrutar de los animales esculpidos, la exposición tiene su punto macabro, tan del gusto infantil, con las momias de gatos, cocodrilos, ibis, etc. Y al final, una sala especial para los niños donde pueden diseñar su propio dios-animal u objeto zoomorfo, además de jugar con un programa interactivo.

A diseñando su hipoáguila

A diseñando su hipoáguila

R dibujando su hipocabra

R dibujando su hipocabra

Nunca nos había pasado que nos echaran de una exposición… ¡por el propio interés de los niños que no querían moverse de allí!

Con el proyecto de Egipto los niños han aprendido Historia, han practicado la lectoescritura con sentido, han valorado y creado obras artísticas, han puesto en práctica la comunicación oral, han aprendido nuevo vocabulario… ¿alguien da más?

El Ignorante: blog-diario de las vacaciones

Estándar

Nuestro “plan de vacaciones”  va dando su resultado. Mientras grabamos el corto de futbolistas y R se queja de la peluca y A de la camiseta que deben llevar (cual estrellas hollywoodienses…) avanzamos en otros frentes. El primer resultado es el blog-diario de los niños. Ellos fueron los encargados de nombrarlo: El ignorante. Muy adecuado dada la ocasión. Lo diseñaron ellos mismos (con algo de ayuda técnica).

elignorante

Todos los días compramos un periódico y los niños lo ojean en busca de alguna noticia que les llame la atención. Los primeros días, aprovechamos de nuevo para hablar de las secciones de un periódico, de las partes de una noticia, etc. Luego les dejamos que “leyeran” libremente (censurando algunas noticias, la verdad, siempre es demasiado pronto para aprender algunas cosas…) y cada día deben seleccionar dos noticias. Ni que decir tiene que los primeros días lo que más llamó su atención fueron las noticias de deportes y los chistes gráficos. Pero poco a poco se han ido interesando por otros aspectos, sobre todo cuando la foto que acompaña a la noticia es especialmente impactante. Por otro lado, están aprendiendo, a su manera, a redactar noticias de su propia vida, de su verano.

clase de informatica

A parte de relacionarse con las “nuevas tecnologías”, empaparse de algo de actualidad (A me preguntó el otro día en el autobús que a quién iba a votar, “si al PP o a a Podemos” y R comentaba ayer que a él no le gusta el Real Madrid porque es el equipo de Mariano…), practican la lectura y la escritura con sentido. Están deseosos por ver desde dónde han visto sus entradas cada día. Es fascinante para ellos saber que les “leen” en EEUU, en Argentina, en Alemania o Bélgica. Y cuando llega un  comentario… ¡entonces sí que entran en éxtasis! (y no es ninguna indirecta…).

El pringoso: el periódico de los niños

Estándar

DSCN0049Hace unos meses aparecieron por casa unos sellos con las letras del abecedario.

DSCN0046Podían servir simplemente para estampar letras aquí y allá (y es para lo primero que se les dio utilidad, claro está). Pero lo que tienen las letras… ¡si las juntas, salen palabras como por arte de magia! ¿Quién podría resistirse? Letras que sirven para darle cuerpo a un nombre, para escribir un conjuro o para formalizar una promesa (¡que nos lo digan a los adultos!).

Después de muchos tanteos acabamos haciendo, ¡un periódico! Algo que, dicho sea de paso, nos sirvió para fijarnos y charlar un rato sobre qué es un periódico de verdad, qué función tiene, qué nos cuenta, cómo está configurado, etc. Y luego nos pusimos manos a la obra. Nuestras noticias, claro está, no fueron tan serias ni tan trascendentales. Pero no por ello tenían menor calidad: fueron más bien ejercicios de escritura creativa, un “fluir de la conciencia”.

DSCF4350

Pero tenían su titular y su cuerpo de noticia y ¡hasta su sección de pasatiempos con una sopa de letras sobre animales!

DSCF4352

R, practicó la lectoescritura con sentido, con una finalidad evidente, tangible (y tan tangible… ¡la tinta nos duró en las manos unos días!). De paso, hablamos sobre cómo se componían los textos con las primeras imprentas (con caracteres móviles como los nuestros…). Y A, que ya está muy interesado en las letras, hizo sus primeros pinitos construyendo palabras bajo la atenta mirada e indicaciones de su hermano mayor.

DSCF4347

Y así fraguamos el primer ejemplar de El pringoso (¡no podía llamarse de otra manera después de cómo acabaron el mantel y nuestras manos!).

Niños actores: corto de bajo presupuesto

Estándar

Hace bastante que no nos deteníamos en Creatificando. ¡Es que hemos estado muy ocupados rodando un corto! Eso sí, de bajo presupuesto.

Un día les surgió a ellos mismos el interés de ser protagonistas de una película, y ahí empezó todo. Primero, papel en mano, eligieron el argumento y el título. R lo tenía clarísimo: quería hacer una secuela de Harry Potter. El título le vino a la mente sin ninguna dificuldad: Harry Potter y la fábrica de las chuches.

Título

Descargar la fuente “Harry” fue sencillo, aunque, ¡no deja poner tildes!

También el argumento (yo no daba a basto como secretaria “toma notas” ante la creatividad del “jefe”): Harry vuelve a Howards como cada septiembre y nota algo extraño en el castillo; resulta que hay una entrada secreta nueva que conduce a Harry, Ron y Hermione por unos pasadizos subterráneos hasta una extraña fábrica de chuches. Después de ponerse morados de golosinas son sorprendidos por el villano, Voldemort, que les había tendido una trampa. Afortunadamente, el director del colegio, Dumbledore, viene en su rescate y les salva. Final feliz.

Una vez que, groso modo, concebimos el argumento comienza el rodaje. Tras unos minutos de caracterización (gafas postizas para Harry, pecas maquilladas para Ron y lograr que Hermione se quede quieta) comienza la grabación. Las secuencias son extremadamente cortas para que los protagonistas consigan retener el diálogo que deben mantener. Pero las clases de juego dramático en casa han dado su fruto.  Aunque ninguna prevención nos libra de alguna que otra escena graciosa y de tener que rodar unas cuantas tomas cada vez. Desde luego ha proporcionado más de una anécdota y un disco especial en la edición DVD del corto con las “tomas falsas” (tan deliciosas o más que las tomas auténticas). Por ejemplo:

En el pasadizo, Toma 1

A: Harry, Harry… ¿qué decía yo?

En el pasadizo, Toma 2: 

A: Harry, Harry… (silencio) No se cuantos, no se qué…

Para las peleas mágicas y demás efectos especiales utilizamos la colaboración especial de nuestros Playmobil (caídas de Harry tras una pelea con Draco Malfoy, pelea de Voldemort y Dumbledore). No era cuestión de que nuestros actores salieran maltrechos tras la función.

Durante tres semanas hemos rodado pequeñas escenas en casa, utilizando también algunos exteriores. Una oportuna visita a la nieve en Ávila nos proporcionó  un castillo de fondo hecho y derecho (como podéis ver en las imágenes de abajo) y la sala común de Gryffindor fue el salón de la casa rural donde nos albergábamos durante el fin de semana.

Algunas caracterizaciones fueron más complicadas. La profesora McGonagal con un gorro de bruja y mucho gesto adusto por parte de la actriz que la interpretada. Dumbledor con una barba canosa (ya sé no todo el mundo tiene a mano una barba canosa postiza… es lo que tiene tener como pasatiempo el teatro), y Voldemort… ¡eso sí que fue el salto mortal! ¿Cómo convertir a papá en Voldemort: calvo, sin nariz y pálidamente mortecino? ¡No problem! Nada que no pueda solucionar un gorro de piscina rosa, una media en la cara y un filtro sepia… ¡Estaba literalmente de miedo!

Fotograma la muerte de Voldemort

Venciendo a Voldemort

Ron leyendo en la sala común

En la sala común de Gryffindor (tomando prestadas salas ajenas)

Fotograma en el castillo

Exteriores el Palacio de Magalia de Navas del Marqués

Entrando en el subterraneo

Entrando en el pasadizo (Navas del Marqués)

Caída de Harry

Harry vencido por Malfoy

Fotograma HArry en el castillo

Nuestro Harry… mucho más entrañable que el “auténtico”

Voldemort

Nuestro Voldemort en sepia

Cuando acaba el rodaje comienza el montaje. No hace falta ser profesional. Todos tenemos de serie en nuestro PC un programa llamado Windows Movie Maker que nos permite hacer los retoques y montajes justos para que el corto salga lo suficientemente “profesional” con su toque justo de casero y flipado. La música (en nuestro caso hemos incorporado algunas de las pistas de la B.S.O de Harry Potter y la Orden del Fénix), ya hace lo demás.

Hemos tardado semanas, pero ahora no podemos dejar de ver el corto (¡6 minutos!) ninguno y ya estamos pensando en el argumento del siguiente.

¡Probadlo, engancha!