Muñecos de nieve con calcetines y arroz

Estándar

No, el título de esta entrada no es una nueva y vanguardista propuesta gastronómica de algún chef de moda, especialmente pensada para estas fiestas. Es la respuesta a la convocatoria del colegio para adornar el centro: un muñeco de nieve con materiales reciclados. Por supuesto el arroz no lo hemos reciclado antes para elaborar el muñeco (pero sí estoy pensando en hacer una paellita post navideña con los dos kilos de arroz invertidos en ellos).

Ahí va el modus operandi de nuestro “platillo”Ingredientes:

  • Calcetines blancos (a poder ser altos puesto que para el muñeco es preferible prescindir de la parte del talón).
  • Arroz (medio kilo de arroz por cada muñeco)
  • Gomas (3 por muñeco)
  • Botones y demás adornos para el muñeco
  • Un trozo de tela para la bufanda
  • Pegamento

Si habéis conseguido un calcetín de “talle alto” cortadlo prescindiendo de la parte del talón en adelante (mirando hacia el pie). Anundad con una goma un extremo y dadle la vuelta. Ahora toca la parte donde más pueden ayudar los niños: el relleno. Hay que ir echando arroz y sacudiendo ligeramente el calcetín para que se acomode (siempre cabe más delo que parece). Cuando queden un par de centímetros para el borde ya podemos cerrarlo con otra goma. Después debemos dividir el calcetín en tres partes, es decir, las tres bolas de nieve que darán forma a nuestro muñeco. Aquí es donde empezaremos a darle personalidad. Puede ser cabezón o gordo o con los “pies” grandes, etc. Con la parte que hemos desechado inicialmente del calcetín (la del talón en adelante) le haremos un gorrito a nuestro muñeco. Y con la tela y botones le pondremos ojos, nariz y adornos. Nosotros utilizamos un alfiler de cabeza grande para hacerle la nariz, pero también hemos visto algunos muy bonitos que la fabricaron con un pompón de lana. En nuestro caso la boca la pintamos con pintura de tela. R, prefirió dejar su modelo sin boca.

img_20161206_112121

Los niños disfrutaron mucho eligiendo los botones que darían personalidad a su muñeco y viendo como poco a poco iba cobrando carácter. Así de simpáticos han quedado y después de adornar estos días el colegio, volverán a casa para quedarse con nosotros… si la paella lo permite.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s