Ojos cerrados, ojos abiertos: juego dramático como terapia emocional

Estándar

Me estoy volviendo cada vez más fanática del juego dramático, como veis, pero creo que tengo mis motivos. Tras una semana convaleciente R se había puesto de un humor más que inestable. Cuando está enfermo, no come, y cuando no come se pone de mal humor. Y cuando se pone de mal humor entra en una espiral de pesimismo de la que nos es muy difícil sacarle. Tras unos días intentándolo de todas las maneras posibles se me ocurrió intentarlo con el juego dramático.

Hemos pasado muy buenos momentos últimamente con el “teatro” como le llamamos simplemente en casa, así que ya no me cuesta casi nada arrastrarles a mi terreno cuando vamos a hacer alguna de estas actividades. Hasta la pequeña O escuchó la palabra y corrió hasta el salón para sumarse a la iniciativa.

R, como siempre, es el que más se resistía y más teniendo en cuenta que no estaba de muy buen humor. En aquel momento estaba jugando con sus playmobil y recordó que no hace mucho también hicimos una dinámica de juego dramático con sus muñecos. Así que quiso empezar por ahí y yo, obviamente le deje encantada. Después de un par de improvisaciones con sus muñecos pasamos a hacer algunos estiramientos preparatorios. Pero aunque A y O me seguían encantados, R se me dispersaba, así que entramos en materia rápidamente.

La dinámica que había preparado se puede llamar Ojos cerrados, ojos abiertos.

Martín cerrados Martín abiertoaNora cerradosNora abiertosTris cerrados Tris abiertos

Nos sentamos en corro y les voy indicando una situación relativa a emociones que deben imaginar y reflejar en su rostro: están saboreando su alimento favorito, oliendo algo que huele muy mal, observando aquello que más miedo les da, viendo el regalo que más ilusión del mundo les haría, etc. Comenzamos con emociones más banales (el olor, el sabor, el chiste, etc.)  y una vez que ya habían entrado en la dinámica pasamos a aspectos más profundos (el miedo, los deseos, el enfado, etc.). Después de inducirles a la sugestión de la sensación que debían evocar, todos debemos abrir los ojos y contemplar las caras de los demás que han debido permanecer “en la emoción” después de abrir los ojos. Aquí hay siempre muchas risas porque somos una familia muy “gestera”.  Después cada uno debe contar qué ha imaginado. Y aquí es donde se operó el milagro en R el otro día. Súbitamente, metido en el juego, se abrió como una concha impulsada por un resorte interno. Él que nunca cuenta nada, bajó completamente la guardia y comenzó a darnos pelos y señales sobre lo que había imaginado. No hace falta deciros que esto fue información de alta relevancia sobre sus miedos, sueños y aspiraciones.

Pero si durante el juego pasamos un buen rato, mejor fue lo que vino después. A R parece que se le ordenó el mundo al verbalizar toda aquella cantidad de sensaciones y sentimientos y, desde entonces, está mucho más en paz consigo mismo y con los demás.

Habló principalmente de R porque por y para él diseñé este juego, pero debo decir también que A y O disfrutaron   muchísimo de la experiencia, aunque a un nivel más intuitivo y lúdico, claro esta. Tanto es así que O no para de decirme “Teato, ocos” y cierra los ojitos delante de mí para que volvamos a jugar.

Siempre acabamos nuestras dinámicas de juego dramático con el baile libre y completamente loco de nuestra canción fetiche: I will wait de Mumford and Sons. Les encanta este momento, nos da una sensación de complicidad porque es nuestra canción y, sobre todo, resalta el aspecto lúdico de esta experiencia que, es al fin y al cabo, lo que nos hace volver a ella aunque a veces vayamos también buscando otras cosas.

No hacía mucho para convencerme (ya era neófita convencida desde hace unos años) pero cuanto más lo pruebo más me convenzo de los efectos beneficiosos del teatro a todos los niveles. Tanto para niños como para adultos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s