Juego dramático: diversión integral en familia

Estándar

El teatro escolar, en cualquiera de sus manifestaciones, posee un elevando poder educativo, y me atrevo a decir que posiblemente sea la actividad con mejores resultados educativos de las que se pueden ofrecer al niño. Porque ayuda al desarrollo de la personalidad y de la autodisciplina, a vencer la timidez, a relacionarse con los demás y posee un elevado poder socializante. Permite manifestar y afianzar sentimientos y emociones y transmitir ideas y pensamiento. Contribuye a potencia la concentración, la memoria, la imaginación, el dominio de la expresión oral y corporal, el espíritu crítico y la capacidad de observación y de comunicación. El teatro, en suma, es una forma de libertad. […] Y precisamente todos los resultados educativos que proporciona el teatro son los que pueden conducirla [a la infancia] a la formación y dominio de su inteligencia emocional. Una poderosa razón para abogar y luchar por el teatro en la escuela.

Fernando Almena, “Teatro infantil y dramatización escolar”

juegodramático

¡Qué maravilla! Pero… ¿cuándo se hace teatro en la escuela? La verdad es que más allá de algún momento puntual (aprovechado sobre todo en la Navidad) es complicado encontrar momentos donde el teatro esté verdaderamente integrado en las aulas. Pero es que… ¡es un lío! Papeles, disfraces, escenografía… Estará pensando más de uno.

Se nos olvida además que para hacer teatro no hace falta “hacer teatro”. Esto que parece una tautología es una verdad bien sencilla. Los niños tienen una capacidad innata para representar una “ejecución figurada de acciones”. Lo hacen de manera espontánea a través del juego simbólico y también de manera más dirigida gracias al juego dramático y al teatro. ¿Qué? ¿Que si estas tres cosas no son lo mismo? Lo son en cuanto a que en los tres se representan otras vidas virtuales que ensanchan su propia experiencia; pero difieren en cuanto a que cada sigue un protocolo distinto:

– el juego simbólico no necesita ninguna preparación, es espontáneo en el niño, suele ser individual y no se representa ante un público.

– el juego dramático, en cambio, sí necesita alguna preparación, es colectivo aunque tampoco se representa ante un público.

– el teatro, propiamente dicho, es la fórmula que todos teníamos en la cabeza al comenzar a leer esta entrada: requiere bastante preparación (reparto de papeles, aprendizaje de textos y movimiento, ensayos, elaboración de escenografía, etc.). Es pues, colectivo y su culminación es ser representado ante un público. Vamos un lío… (estarán pensando). No debería ser así, pero la entrada de hoy va para aquellos que a pesar de ser neófitos teatrales, todavía sienten pereza de dar el paso más largo: el montaje de una obra teatral.

Antes (o durante) se puede echar mano del juego dramático que da unos resultados espectaculares con los niños y tiene todos los beneficios (si no más en algunos aspectos) que el montaje de una obra. Sobre todo con los más pequeños. Llamamos juego dramático (o simplemente dramatización) a la asunción de unos roles o papeles de manera improvisada que implican una acción pero sin seguir un guion; en ella la creación es instantánea y por lo tanto, los resultados son fáciles y divertidos. Se consiguen prácticamente sin ningún esfuerzo por parte del maestro/padre ni de los niños. Esta es la clave de su éxito.

Hay muchos ejercicios sencillos que se pueden hacer en casa (y en el aula) para poner en práctica el juego dramático. Aquí podéis ver algunos. Nosotros hemos establecido nuestra propia secuencia y a los niños les encanta.

Comenzamos con un poco de calentamiento “dramático”: mover los brazos como molinos, el cuello como si estuviéramos mareados, estirar los brazos como árboles, arquear la espalda como un gato… Con un poco de imaginación cada gesto puede convertirse en “teatro”.

Seguimos con juegos sencillos moviéndonos por el espacio con música (la música es un gran aliado y hay que elegirla muy bien): corremos, a la palmada tocamos el suelo o saltamos, nos movemos como gigantes, como enanitos, como viejecitos, a cámara lenta, a cámara rápida…

Luego pueden ir aplicándose ejercicios más completos. Pueden valer juegos como el “Ridículus” que utilizamos el último Halloween que tengan como beneficio añadido jugar a espantar los miedos.  También asumir el rol de otro y comportarnos como él (muy ilustrativo es intercambiar por un rato los roles de padres e hijos).

Para fomentar la escucha y el trabajo en equipo (además de la autoconciencia corporal) me encanta el juego de esculpir: sale el primer “jugador” y se detiene ante los demás en una posición fija (como si le hubieran dado a pause… así es como le gusta a mis hijos llamarle a este juego), el siguiente jugador tiene que suponer qué intenta representar y sumarse a la escena (si le parece que era un jugador de fútbol antes de chutar un gol, él puede añadirse como portero) y así sucesivamente hasta que salgan todos los jugadores de ese equipo. Y todo ello sin decir una sola palabra. Después el auditorio restante (si lo hay) medita sobre el conjunto de la escena. Para finalizar los actores cuentan si la conclusión del auditorio coincide con lo que cada uno de ellos habían imaginado. Nadie pierde, no hay respuestas correctas. Gana todo el equipo.

Los niños jugando a Pause. R salió y hizo a Harry Potter empuñando una varita. Pero A pensó que manejaba una espada y fue al cuarto a añadirle una. Él también cogió otra y se sumó a la escena.

Los niños jugando a “Pause” (jugar a esculpir). R salió y hizo a Harry Potter empuñando una varita. Pero A pensó que manejaba una espada y fue al cuarto a añadirle una. Él también cogió otra y se sumó a la escena.

El juego dramático es un estupendo aliado para eliminar los miedos, fomentar la empatía, conocerse más a sí mismo y a los demás, y darnos a la familia una conciencia clara de equipo. A nosotros nos funciona, y mucho.

¡No dejéis pasar la oportunidad de practicarlo en familia!

Anuncios

»

  1. Bueno, y avanzando un poco más, está el teatro improvisado propiamente dicho. Juegos algo más elaborados pero que tampoco requieren atrezzo ni preparación extraescolar, que ya están las tardes muy ocupadas 😉

    Un paso más en el juego de las estatuas, por poner un ejemplo de juego de impro, es el Freeze, en el que sí hay interacción oral y movimiento entre estatua y estatua. Lo explicaría con más detalle pero es más fácil verlo que contarlo 😉

    Por cierto, que el Freeze a mi me resulta dificílisimo. Requiere mucha rapidez mental, la que tienen los niños, vamos 🙂

  2. ¡Pegan tantos gritos me resulta imposible entender la dinámica entre ellos! Podrías explicárnoslo con tus palabras, ya que eres un súper especialista en improvisación. Me interesa mucho cómo se fragua esta dinámica además enriquecerías mucho la entrada… ¡Gracias por adelantado!

    • Jaja, la verdad es que he puesto el primer vídeo que he pillao y no queda nada claro 😉

      A ver. Primero alguien del público (o del grupo de improvisación, o la señora de la limpieza, o la crea el propio improvisador, o quien sea) coloca a un improvisador en una determinada postura, congelado. Luego otro improvisador crea una escena a partir de esa postura, escena en las que los dos se mueven y hablan (si quieren hablar, claro xd). En un momento dado, un tercer improvisador da una palmada, la escena se congela, y ese tercer improvisador da un golpecito a uno de los dos para que se salga de escena, y crea una nueva escena con el improvisador que queda, a partir de la postura de éste.

      No sé si ahora se ha entendido 🙂 (Acabo de descubrir que el juego en sí no es tan complicado como pensaba, que lo complicado es explicarlo xd)

  3. Pingback: Niños actores: corto de bajo resupuestou | Creatificando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s