¡Bye, bye, chupete!

Estándar

elchupete

Como el protagonista de El chupete de Orianne Lallemand llevábamos tiempo barruntando qué es lo que no encajaba en A. Casi tres años y… ¿todavía con chupete?

Ciertamente la campaña anti-chupete había comenzado mucho tiempo  atrás, desde que hace más de un año le compramos el libro de Lallemand para ir preparando el terreno. Aunque, claro está, él lo leyó como quien oye llover.

– ¿Leemos El potopete? – nos preguntaba de tanto en tanto. Pero, cuando llegábamos a la página en que el protagonista se despide de su preciado tesoro en todos los idiomas (bye, bye, au revoire, arrivederci…), A agitaba su manita y apretaba su chupete.

Un tiempo después utilizamos la misma técnica usada con R hace ya más de tres años. Los chupetes desaparecieron de su cajita (de la que A podía surtirse libremente) y solo reaparecían misteriosamente colocados debajo de su almohada a la hora de irse a dormir.

– ¡Se los ha llevado el duende que quiere que te hagas mayor ya!

Según la mitología familiar cada niño tiene asignado un duende que le ayuda en su andadura de hacerse mayor. Aparece en torno a los 3 años y se lleva a su guarida (cuya puerta siempre está en la habitación de los padres) todos los chupetes del niño; haciéndolos reaparecer por las noches.  Hasta que un día, simplemente dejan de traerlos y la presencia del chupete se sustituye con algún otro detalle bajo la almohada hasta que, poco a poco, los niños asimilan que se ha cerrado una etapa. La verdad es que ni R en su día y A ahora han discutido la autoridad del duende. Comprendieron en seguida el simbolismo mágico de su intención: ¡hacerles mayores! Luego, claro está, interviene también su propia capacidad de racionalización:

Mamá.- Pero, ¿por qué crees que necesitas tanto el chupete?

R.- (llorando) Porque tengo miedo.

Mamá.- Pero si el chupete es solo un trozo de plástico, ¿cómo te va a quitar el miedo un trozo de plástico?

R.- Pero es que a veces tengo aquí como un monstruo que me muerde por dentro y cuando me pongo el chupete se calla (la metáfora de R para explicar su miedo todavía me tiene fascinada…).

Mamá.- Pero… No te das cuenta de que el chupete no puede protegerte de nada. Si tienes miedo puedes llamar a mamá o a papá y ellos vendrán y te darán un abrazo muy fuerte y te protegeran de todo lo malo.

Esta conversación zanjó la cuestión con R hace tres años. No más chupete. Con  A digamos que ha sido más difícil. Él es más emocional que racional. Al contrario que R.

El duende dejó de traerle el chupete a A hace una semana… Digamos que esta semana se ha hecho muy larga, a pesar de que A ha encajado el golpe con mucha deportividad. La sustitución del momento chupete por el momento regalo del duende (una caja de pinturas, un caramelo, una figurita con forma de duente -retrato del duende-) le ha dado aire al asunto, le ha tocado el orgullo con el hecho de que alguien externo (el duende) le autorice y le invite a hacerse mayor.  Podemos decir que ha reaccionado muy por encima de las expectativas que teníamos puestas en el asunto.  Los niños siempre te sorprenden. Su capacidad de asimilación es mayor de lo que parece en un primer momento. Tal vez por su inconsciencia, pero eso no hace menor el mérito.

  Aun así cuando por la noche le despiertan las pesadillas (muy frecuentemente) la palabra “chupete” se le cuela en la punta de la lengua. Hay que ser fuerte y no ceder. Poquito a poco vamos progresando… Es largo el camino de hacerse mayor…

En fin… Otros utilizan vinagre y hay hasta quien entierra chupetes con la esperanza de que salgan árboles. Nosotros, recurrimos a esta fórmula (mágia + paciencia) que, por el momento, nos va funcionando.

Una imagen para el recuerdo

Una imagen para el recuerdo

Anuncios

Un comentario »

  1. Pingback: Cumpleaños feliz: regálame tu tiempo | Creatificando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s