Preparando la Navidad: concurso de villancicos

Estándar

Todos los años el colegio de R organiza un concurso para que padres e hijos preparemos algo conjuntamente con vistas a la Navidad. En otras ediciones hemos elaborado un cuento o un cómic pero este año tocaba, ¡un villancico! Mira tú por donde hice mi tesis doctoral sobre un género muy similar a los villancicos actuales así que la cosa ¡nos inspiraba!

El formato era completamente libre así que miramos a nuestro alredecor y cogimos unos cuantos materiales: una caja de cartón, tempera (¡que nunca falte témpera en una casa con niños!), algodón, pinturas, papel y uno de los abetos con ramas que hicimos la semana pasada.

Comenzamos cortando la caja de cartón por uno de sus cuadrantes y dejando las dos solapas laterales. Al cortarlo así nos vino a la cabeza una ventana con sus contraventanas. ¡Ya estaba la idea de base! Pintamos de azul el centro, la ventana, y marcamos todos los bordes de negro para enmarcarla.

Image

Después, “moteamos” con témpera blanca la base azul… o sea, dejamos entrar la nieve en nuestro paisaje…

ImageEl paisaje de fondo ya estaba elaborado. Ahora faltaba decorarlo: cogimos con alambre el abeto con ramas y elaboramos con algodón un simpático hombre de nieve. R le dibujó un sombrero, lo coloreó y lo pegó. Yo le pinté la carita: era una tarea de precisión…

Pero, ¿dónde estaba nuestro villancico?

Alto, zagales de todo el ejido,
al sol que ha nacido,
galán y pulido,
en diciembre mejor que en abril.
Alto, zagales de mil en mil,
ningún peligro recela
y todo pastor,
a más y mejor,
repique la foligüela.
Al chas, chas, chas, con la castañuela,
y al tapalatán, con el tamboril.
Vaya de bailes,
vaya de fiestas,
venga Bartol [sic] a tocar la viguela.
Vaya de bailes,
vaya de fiestas,
al airecillo ligero y sutil.

Fue cantado en la Real Capilla del Alcázar de Madrid en 1651, vamos, ¡que tiene solera!

R copió el villancico en dos pliegos de papel y G “envejeció” el papel sumergiéndolo en café y después con un “toque” de horno. Podéis ver toda la técnica aquí.

Por último, pegamos los pliegos en las contraventanas de nuestra ventana navideña y G añadió a mano un mensaje navideño.

Y así quedó nuestro villancico.

Image

Pues eso… ¡feliz y creativa Navidad para todos!

Anuncios

»

  1. Oye, qué currao, qué boto queda. Y esos guardapolvos infantiles que nunca pasan de moda… Qué bien. Por cierto: a ver cuándo se le dedica una entrada a esos cómics que me han dicho que está escribiendo R y que se los quitan de las manos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s