Un septiembre complicado: la importacia de la “mano izquierda”

Estándar

Comenzamos septiembre con un cuadro complicado:

Mi hijo mediano A, de dos años y medio, comienza a ir a la guardería.

La preciosa O, de tres meses, acaba de llegar, como quien dice, y todavía está revolucionando todo con su presencia.

Y R, de cinco años y medio, tiene un carácter difícil y, sin duda, se le “atraganta” la vuelta a la rutina.

Lo cierto es que no hace falta mucha imaginación para ponernos en su pellejo. A los adultos no se nos está permitido llorar a moco tendido o enfadarnos porque las vacaciones se han acabado, aunque bien nos gustaría poder hacerlo.

En fin. Cada uno lleva el “trauma” a su manera:

A es un libro abierto y expresa muy bien las emociones: llora y dice que “él quiere estar en casa y no en la guarde”.

O lo mira todo con sus grandes ojos oscuros de sabia pequeñita y soporta con paciencia zen largas jornadas sentada en su hamaca.

Y R, ese genio complicado, nos culpa de la “tragedia” de tener que volver a madrugar.

Cada uno comete su “pecado” y parece que a nosotros se nos ha olvidado un poco el “oficio” de padre durante el verano. Después de la primera semana de descontrol (gritos, castigos, etc.) G y yo nos sentamos para apartar nuestras narices del problema. Vista desde fuera la conclusión es evidente. De nada nos ha servido la solución que habíamos puesto en marcha de manera instintiva: esa mano derecha, directa y cerebral, que siempre apunta con su dedo índice a los niños. Es evidente que nuestros hijos lo están pasando “mal” y hay que abordar el problema desde el otro lado: el de la mano izquierda.

En este caso se traduce como “refuerzo positivo”. En casa ya hemos solucionado otras situaciones “difíciles” con el sistema del concurso/carrera, así que nos podemos literalmente manos a la obra y la mañana siguiente los niños descubren pegado en la puerta de su habitación este cartel:carrera

La carrera refuerza los puntos flacos de cada uno en su manera de afrontar el nuevo curso: A necesita una dosis extra de valentía para quedarse en la guardería sin llorar y R debe tratar de reconciliarse con su entorno (nosotros) mediante el cariño y la obediencia.

La carrera tiene 30 casillas y los niños van coloreando una casilla por noche si han cumplido los objetivos del juego y los jueces deportivos (nosotros) no han tenido que “dejarles sin punto” por incumplimiento de las reglas del juego. Cada X casillas los jugadores tendrán una pequeña recompensa (un pequeño muñeco, una comida especial, etc.) y al llegar a la meta conseguirán el gran premio.

Como otras veces, experimentamos que el efecto positivo de este tipo de trucos es INMEDIATO. Sobre todo con R que tiene el carácter más complicado. El lenguaje deportivo, la sensación de estar realizando una hazaña de héroe venciendo los propios instintos, las pequeñas recompensas cada día y la promesa de la gran recompensa final actúan como un bálsamo. Nuestro R se “domestica” enseguida y vuelve a ser el niño obediente y genial de siempre. A también está muy motivado y ayer mismo obtuvo el premio “fenomenal” que da la profe de la guardería al niño que mejor se ha portado cada día.

Todavía queda la mitad de la carrera por recorrer pero el curso ya está encauzado. Aunque es indudable que pronto surgirán otros retos. Esperamos esta vez no olvidarnos de lo importante que es siempre la destreza de la mano izquierda.

Anuncios

»

  1. Mi enhorabuena Eva! mi admiración y respeto a todos los padres que creativamente consiguen usar ‘la mano izquierda’…y te dejo por si quieres seguir en la busqueda este título ….claro desde la rama de la psicología que tanto tiempo lleva tratando de explorar esta rama…”la fiesta magica y realista de la resiliencia infantil” que explora las emociones y sentimientos resilientes de los niños a través del arte…
    un abrazo
    Iciar

  2. Pingback: Un septiembre no tan complicado | Creatificando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s